Los pies planos son una patología frecuente que también afecta a los niños, pero en un centro de fisioterapia en Castellón de la Plana podrás encontrar tratamientos adecuados para corregirlos.

Tener los pies planos significa que hay una reducción de la altura en el arco de la planta del pie. Esto provoca que el talón se desvíe hacia fuera. Hasta los 5 años los niños presentan habitualmente pies planos flexibles. Es decir, los pies parecen planos cuando están totalmente apoyados en el suelo, pero el puente reaparece al andar de puntillas.

Sin embargo, los llamados pies planos rígidos no mejoran con la edad. Son debidos a uniones óseas, lo que provoca que el pie no pueda adaptarse al terreno. Los niños con pies planos rígidos pueden sufrir esguinces de forma repetida. En nuestro centro de fisioterapia en Castellón de la Plana resolveremos todas tus dudas sobre el tratamiento más adecuado.

En el caso de que el niño presente pies planos flexibles, bastará con procurar que realice actividades que fortalezcan su musculatura. Es muy recomendable caminar de puntillas, por la arena de la playa o simplemente descalzo por casa.

También es importante que el calzado que compres no sea rígido, ya que no permite que el pie se desarrolle con normalidad.

Los tratamientos realizados por un fisioterapeuta ayudarán a fortalecer la fascia del pie.

En el caso de pies planos rígidos que presenten mucha sintomatología como dolor, esguinces repetidos o deformidad, está aconsejada una técnica quirúrgica para aumentar el arco plantar. En los pies planos rígidos que no interfieran en el desarrollo del niño a otros niveles, será suficiente con la realización de un tratamiento de fisioterapia.

Ante cualquier duda en relación a los pies planos, consulta con nosotros en la Clínica de podología, biomecánica, fisioterapia y posturología Cristina L. Córdoba y te informaremos.