El paso del tiempo, los traumatismos, las lesiones deportivas y los desgastes articulares en otros motivos, provocan un daño progresivo en el colágeno que se encuentra en los músculos, tendones, huesos y ligamentos.

Gracias a la aplicación de infiltraciones de colágeno en diversas patologías como fascitis plantar, tendinitis, juanetes, espolón, etc., mejoran la movilidad y la resistencia de las estructuras musculares. También están indicadas para regular la tensión muscular y aliviar el dolor ya que disminuye la inflamación.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted