Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
Teléfonocómo llegar

Podología infantil

Detalles

Desde que nacen, los niños están en continuo crecimiento, desarrollo y aprendizaje; tanto a nivel físico como emocional. Cada vez los padres nos preocupamos más por la salud integral de nuestros pequeños y gracias a ello las visitas al podologo/a cada día son más frecuentes y a edades más tempranas.

Una pregunta que con frecuencia se hacen los padres es: ¿A qué edad tengo que llevar a mi hijo/a por primera vez al podólogo/a? Como respuesta a esta pregunta les diremos que el desarrollo y evolución natural tanto de pies como de piernas se da en diferentes etapas y edades de la vida. La osificación y desarrollo de los huesos del pie no es inmediata, de hecho hay huesos que no terminan de formarse del todo hasta los 18 años.

De 0 a 1años: Los pies a estas edades son una herramienta básica de aprendizaje para los niños, debido a que es una zona con muchos receptores sensitivos y por lo tanto un medio que los bebes usan para conocer mejor el medio en el que viven, de echo los pies del recién nacido hasta los 8-9 años no deberían usar calzado de ningún tipo, como mucho en épocas de frio usar patucos. Existe un estudio de podología preventiva realizado por la podóloga y profesora de la universidad complutense de Madrid Isabel Gentil García que refleja perfectamente lo descrito anteriormente.

“Niños descalzos igual niños inteligentes” por ello, hasta que el niño no ande no deberíamos ponerles ningún tipo de zapato. De echo el caminar descalzo es saludable para los pies incluso en adultos ya que mejora la movilidad de estos, los relaja y los descongestiona después de estar todo el día con el calzado puesto.

Nunca hay que forzar la bipedestación en niños, cuando a nivel fisiológico la musculatura esté preparada, el niño ya se levantará por si mismo y querrá empezar a caminar. Hay que dejar al niño gatear puesto que el gateo es sumamente importante para el desarrollo del niño por muchas razones:

    -Desarrolla el patrón cruzado, función neurológica que hace posible el desplazamiento corporal en equilibrio del cuerpo humano. Ese movimiento comprende el del eje de las caderas y el de los hombros. Al gatear se tonifican adecuadamente los músculos que más adelante permitirán que el niño mantenga la columna perfectamente recta cuando esté maduro para poder ponerse de pie.

    -Desarrolla el sistema vestibular y el sistema propioceptivo. Ambos sistemas permiten saber dónde están las partes del cuerpo de uno.

    -Permite el enfoque de los ojos.

    -Mejora la sensibilidad de la mano. Esto tiene beneficios para la psicomotricidad fina que luego influirán en la escritura. Mediante el gateo se va desarrollando la coordinación cerebral ojo-mano. Cuando el niño gatea se establece entre ambos una distancia similar a la que más adelante habrá entre ojo y mano a la hora de leer y escribir.

    -Ayuda a establecer la futura lateralización del cerebro.

Por todo esto, y simplemente porque es lo natural: debemos dejar a nuestros hijos todas las oportunidades de gatear.

De 1 a 2 años: El uso de pañal que genera rotación externa de cadera junto con que algunos músculos aún no tienen la suficiente fuerza, hacen que la posición de las piernas a esta edad estén arqueadas, cosa normal y fisiológica a esta edad.

A partir de los 5 años: Lo fisiológico es que alrededor de los 5 años, las piernas adopten una posición más recta, pero casi siempre manteniendo una ligera tendencia a que las rodillas se junten. En estas primeras etapas de la vida del niño, es muy importante potenciar la musculatura y correcto desarrollo del pie y la pierna. Para ello, es recomendable que los pequeños caminen descalzos sobre diferentes superficies, ya que, además de ejercitar los músculos de los pies, esta práctica favorece su desarrollo cognitivo. También es muy importante realizar un seguimiento de la evolución de la pisada de los niños, ya que detectar patologías a tiempo puede ser clave a la hora de tratarlas y corregirlas.

Por lo tanto lo ideal es realizar la primera revisión a los 4-5 años, ya que en esta edad las piernas ya han adoptado una posición adecuada y el niño tiene una marcha estable.

¿Qué señales pueden hacernos sospechar que el niño necesita de un especialista en podología infantil? Es importante que como hemos dicho, debemos sospechar de patología si estas señales se dan a los 5 años o más.

-Pies con poco arco, pies muy planos. Si es a partir de 5 años.

-Caídas frecuentes.

-Rodillas en X. A partir de 5 años.

-Dolor en talón.

-Deformidad de los dedos.

Estas o cualquier otra patología que a los padres les hagan sospechar de algún problema en miembro inferior deben ser causa de visita al podólogo/a, ya que la detección precoz es indispensable para el tratamiento, que puede ser muy diverso según el problema.

Para mas información no duden en ponerse en contacto con nosotras al teléfono 964 24 08 23

Leer másLeer menos
Estático en plataforma computarizada de presiones en niños.
Estudio postural
Huella infantil en podoscopio
Estudio de huella de niño de 5 años en podoscopio
Solicitar más información
Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

haz clic para copiar mailmail copiado